25.3.13

Pan de quinoa y sarraceno {desayunos saludables sin gluten}

Este mes el desafío para Ventanas Verdes es claro y definido; desayunos saludables, pero enfocados a personas que padecen celiaquía.
Es un tema que puede parecer sencillo de abordar pero en nuestro caso nos topamos con variados puntos en los que nos tocó investigar un poco más.
Cocinar sin gluten es algo complicado pero a la vez interesante y no debería dejar indiferente a nadie, puede que no seas celiáco, pero sí podrías recibir un invitado en tu casa y saber qué puedes o no ofrecerle es importante.

Decidí hacer un pan, porque creo que debe estar presente en la dieta de cualquier persona, lo importante es darle prioridad a los productos integrales y desde luego saber como consumirlo.
Este pan no es esponjoso, comprenderán que una masa que carezca de gluten nunca quedará aireada y alta, en cambio, resulta un pan más compacto, muy similar al pumpernickel que hace tantos años publiqué. Es casi igual, un pan que no se amasa, se une y se hornea, dejandolo muy poco tiempo en reposo.
A mi los panes compactos me encantan, por eso consumo mucho la harina de centeno y los panes negros con semillas, creo que son mis preferidos.

Tanto el trigo sarraceno o alforfón como la quinoa son seudocereales, por lo tanto ambos carecen de gluten y son aptos para cualquier persona intolerante.


Pan de quinoa y sarraceno

Receta para 1 pan:

300 grs de harina de sarraceno
75 grs de quinoa
100 grs de maicena
2 papas arenosas (pequeñas)
375 ml de agua tibia
15 grs de levadura de panadero
10 grs de sal
13 ml de vinagre de vino blanco

Semillas de sésamo y calabaza para decorar

Lavar la quinoa y ponerla en una olla junto a 150 ml de agua. Llevar a hervir y dejarla cocinar por 20 minutos o hasta que se vea sequita. Dejar entibiar.
Colocar las papas peladas y con un poco de sal en una olla con agua, hervirlas como para puré. Molerlas y enfriar levemente.

Mezclar el agua tibia con la levadura y desleir, añadir el puré de papas, la quinoa, maicena, sal, vinagre y harina de sarraceno, formar una mezcla revolviendo todo.
Engrasar o cubrir un molde de pan con papel sulfurizado, colocar la mezcla y rellenar bien el molde. Dejar que repose por 1 hora a temperatura ambiente.

Precalentar el horno a 240°C, colocar una fuente con agua para generar humedad o aplicar programa de vapor en tu horno. Dejar el pan por 5 minutos y luego bajar la temperatura a 180°C y seguir horneando por 50-60 minutos.

Dejar enfriar un poco, desmoldar y mantener sobre una rejilla para que no forme humedad.

Si usas quinoa blanca no se verán los granitos entre la masa. Yo usé de la roja.
El pan se puede rebanar muy facilmente y congelar, luego va directamente a la tostadora o se deja a temperatura ambiente antes de consumirlo.

El sabor del sésamo y las semillas de calabaza se sienten bastante, si no te gustan puedes eliminarlas.


Pan de quinoa y sarraceno

En casa lo estamos consumiendo los fines de semana, tostado y con mermelada casera, está muy bueno!.
Un pan para sorprender a tus amigos con problemas de celiaquía o intolerancias.




Te invito a revisar las otras ventanitas:

 

AnaGloriaHevaKakoakaneLuisaAjonjoli


45 comentarios:

  1. Un pan realmente interesante, seguro que esta delicioso.
    Un beso y Feliz semana
    http://desdelacuinadelhort.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Un pan delicioso y contundente para empezar bien la mañana y nos de energías.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante, Kako!! Sabes que nunca había utilizado el sarraceno y lo usé en un pan y ¡me encantó!

    Pero esta combinación que has hecho con la quinoa y el sarraceno me parece atómica, no me la voy a perder, me encanta, estos panes tienen un sabor inigualable.

    un besazo y feliz semana santa

    ResponderEliminar
  4. A mí me encantan los panes densos y compactos estilo Pumpernickel :). Gran receta! Tengo que reponer mi despensa de trigo sarraceno cuando regrese a Madrid, así que ya tengo otra receta para probar. Las semillas de calabaza me parece un toque ideal, me gustan mucho.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Menudo desayuno saludable, qué pinta tiene! yo también soy de migas densas, me encantan los panes con cuerpo!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una propuesta fantástica, un pan sin gluten, una receta deliciosa. ¡Qué bueno Kako, qué pinta tiene!, este tipo de panes también me gustan mucho, de miga espesa, compacta con muchas semillas en la superficie que le dan un punto crujiente. ¡Me encantaaa!. Gracias preciosa. Un besote.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado el pan Kako. Es de esos densos y humedos como a mi me gustan. Ideales para deborar sin nada mas. Además el sarraceno le da un sabor distinto. Me llevo tu propuesta. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  8. A mi también me encantan este tipo de panes. Ayer hice uno de centeno cien por cien con avellanas y albaricoques que me hizo subir al cielo , bajar y volver a subir jajaja....
    Con los ingredientes que le has puesto tu nunca he hecho, asi que ya me lo estoy apuntando en mi libreta de pendientes, bueno de pendientes no, de urgentes porque se merece un lugar privilegiado y cuanto antes lo pruebe mejor.
    Besinos mil mi chiqui preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Tiene una pinta estupenda. Y mezclar quinoa y sarraceno me parece una idea genial. Voy a pasarle la receta a una amiga que todas las semanas hace pan para su hermana que es celiaca. Y yo me lo apunto. Un besazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  10. me encanta este tipo de pan para desayunar!!!
    ummm!
    besotes

    ResponderEliminar
  11. ¡Que poco me gustan las 'intolerancias' y ahora yo soy tan 'intolerante'! Desafortunada palabreja en mi opinión para referirse a estos problemas alimentícios... y muy recomendable tu pan, lo probaré que ya sabes que estoy siempre dispuesta a intentar panes diferentes! Besos

    ResponderEliminar
  12. Nos irá genial a los celíacos ya que vamos buscando nuevas recetas para ir cambiando.

    No solo tenemos el problema de encontrar harinas que si podamos comer si no que encima las que si podemos tenemos que controlar que no estén contaminadas en fábrica por qué muelan cereales prohibidos para nosotros allí, etc.


    Y como muchos celíacos sabemos los intolerantes en muchos casos se vuelven los de alrededor que se creen que esto es una moda o una opción. Y para nada claro... es por nuestra salud.

    Me guardo la receta en favoritos para probarla cuando pueda, este tipo de panes me encantan. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  13. Una receta realmente diferente, me la guardo para probarla...muchos besos

    ResponderEliminar
  14. que bueno!! y sano!! me encanta la idea! y seguro que esta delicioso que es lo mas importante

    ResponderEliminar
  15. Me encanta esta propuesta para los celiacos, poco a poco vamos aprendiendo recetas nuevas y ricas. A mi me encanta probarlas todas!

    Te ha quedado genial y las fotos son esplendidas.

    Besotessss

    ResponderEliminar
  16. ME ENCANTA ¡¡¡ ese tipo de pan Los adoro Me gusto muchísimo Aqui no creo que encuentre esa harina pero lo probare con otro tipo de harina
    besos

    ResponderEliminar
  17. De la quinoa si lo sabía pero que el sarraceno tambien era un seudocereal no tenía ni idea, tengo que buscarlo junto con la quinoa roja para prepararlo, lo mio no son los panes de mucho amasado y masas madre, no tengo tiempo aunque desde luego hay que reconocer que son deliciosos :)
    Estupenda propuesta!!!

    ResponderEliminar
  18. Un pan muy original e interesante!!! besos y feliz semana!!!

    ResponderEliminar
  19. Me encanta este tipo de panes para el desayuno, como me gusta. Se ve delicioso Kako. Ando fatal de tiempo y no he podido participar así que para la próxima. Mil bss guapa.

    ResponderEliminar
  20. Fíjate, si el otro día decía que quiero probar la quinoa y como que no me atrevo. Luego pasará como con la polenta, ¡que me engancho! Y el finde hasta estuve a punto de comprarla, que la tuve a mano. Pero, como siempre, lo postpuse.

    Si hubiera pensado en el pan tan rico que me podía haber... Jejeje

    Me ha gustado muchísimo la propuesta de las Ventanas verdes de este mes, se lo comentaba a Liliana, que aunque todos sepamos que es muy importante desayunar (y desayunar bien), sigue siendo una comida que mucha gente descuida (y ahí me tengo que dar un tirón de orejas muy muy muy grande). Así que es un desafío hasta necesario, me encanta :)

    Esos panes que no tienen la miga del pan con gluten, como más me gusta son tostaditos, así que me puedo imaginar qué rico estará este tuyo. ¡¡Y aunque no sea lo más importante, me parece precioso con el colorino de la variedad de granos!!

    Un besito!!

    ResponderEliminar
  21. Si supieras el tiempo que llevo yo pensando en un pan sin gluten, pero hecho con masa madre sin gluten.
    Me alegro mucho por tu éxito, el pan parece estar muy bien y tiene un color sorprendente.
    Hay que tener en cuenta que la levadura del comercio no es apta para los celiacos, hay una levadura especial.
    Bueno, a ver cuando me lanzo a por un tipo de pan como este, porque a mi también me gusta mucho los panes compactos, con cuerpo. Cuando comes una rebanada de este pan ya no te hace falta más, por lo consistente y nutritivo que es.
    Te dejo...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. QUÉ LINDO TE QUEDÓ KAKO, A MI TAMBIÉN ME GUSTAN ESTOS PANES COMPACTOS. TIENES MUCHA RAZÓN, LA CELIAQUÍA ES MUCHO MÁS COMÚN DE LO QUE PENSAMOS Y TODOS TENEMOS FAMILIA O AMIGOS QUE NO PUEDEN CONSUMIR GLUTEN. BIEN POR LAS VENTANAS VERDES. BESITOS

    ResponderEliminar
  23. Hola guapiiisss! que magnífico pan has preparado, solo el aspecto ya se le antoja a una sano y saludable. Me ha encantado y tiene un corte muy especial.
    Me alegro de verte!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  24. A mí cada día me gusta más meter papas en panes y bizcochos. le aporta mucha jugosidad a todas estas preparaciones.
    Me ha llamado mucho la atención con la quinoa y el trigo sarraceno. Habrá que probar.
    Bsitosssss

    ResponderEliminar
  25. Sanísimo este pan! se ve muy buena con esa toma desde arriba..
    besos lenda :)

    ResponderEliminar
  26. Kako, se ve delicioso y te copio la receta de este pan, me encantan los panes y la quinoa y todo junto me apetece mucho, me pongo a guardar ya tu receta.
    Besos

    ResponderEliminar
  27. Pues este me va muy bien, desde que no tomo harina de trigo ni maíz estoy dedicada a sustituir por espelta, sarraceno, avena, centeno...y bueno, no es lo mismo pero tampoco dista mucho. Me gusta que lleve semillas, así que probaré, seguro.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  28. Este pan aun su aspecto compacto me parece muy apetecible con sus semillitas. De buen grato me tomaria una rebanada tostada mañana en el desayuno.

    ResponderEliminar
  29. Tiene una pinta estupenda, debe estar delicioso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Pues me ha parecido muy original, desde luego. Nunca he comido pan de quinoa, qué curioso!!!! Este tipo de panes me gustan mucho con mantequilla y queso amarillo :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  31. ¡lo conseguiste! y te quedó perfecto, ¡enhorabuena!
    Me parece interesantísima la receta. Tostadito tiene que tener un sabor espectacular.

    ResponderEliminar
  32. Vaya pan tan estupendo Kako, se ve impresionante y como siempre me encanta la presentación
    besos

    ResponderEliminar
  33. Hola guapa¡
    Un pan bien interesante, a mi también me gustan los panes con miga compacta así que habrá que probarlo.
    Un beso grande, Teresa

    ResponderEliminar
  34. Tiene una pinta fantástica ehh y además sin gluten que siempre viene bien tner recetas de este tipo a mano.

    besos

    ResponderEliminar
  35. Kako, sabes que me gustaría?, pues sentarme en un rinconcito en tu cocina y verte hacer este pan, imagino el aroma y la ilusión al verlo salir del horno y luego probar una rebanadita, mmmm... Y yo sin atreverme a hacer pan, era mi reto 2012 y eso, se quedó en un reto. Hasta pronto, un beso

    ResponderEliminar
  36. Kako, sabes que me gustaría?, pues sentarme en un rinconcito en tu cocina y verte hacer este pan, imagino el aroma y la ilusión al verlo salir del horno y luego probar una rebanadita, mmmm... Y yo sin atreverme a hacer pan, era mi reto 2012 y eso, se quedó en un reto. Hasta pronto, un beso

    ResponderEliminar
  37. Con lo que a mi me gusta hacer (y comer) buen pan, este me parece un lujo. Nunca experimenté con la quinoa ni con la harina de sarraceno, pero es un pan sanísimo, de modo que ya he tomado buena nota.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  38. Estupendo con una textura fuerte.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  39. Tengo varias recetas por hacer con sarraceno. Todavía no lo he probado y mira que le tengo ganas.
    Tu pan se ve precioso y con una pinta de sanote que no te digo más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  40. Que rico quinua :)), me encanta, habrá que probarlo.

    ResponderEliminar
  41. Ando atrasada.... pero me encantan estos panes, mi mamá los hacía mucho cuando pequeña. Guardo la receta.

    ResponderEliminar
  42. Qué color más curioso tiene este pan, además de esa miga compacta! Me has dado muchísima curiosidad para probarlo.
    un besito.

    ResponderEliminar
  43. EStos panes aparte de saludables,los encuentro exquisitos.Lo tengo todo,así que lo haré.Nunca hice pan en el cual la patata sea un ingrediente más.Me gusta la idea.
    Tiene un corte muy apetecible.

    Cariños

    ResponderEliminar

Gracias por visitar mi página y dejar tu comentario. Si quieres hacer cualquier consulta hazlo por este medio o si prefieres utiliza mi correo electrónico: vanderamsterdam@hotmail.com

Siempre contesto y con mucho agrado!

Este blog no participa en cadenas, premios, ni memes. Aunque agradezco de antemano a todos los que piensan en mi para ellos.

Aquellos mensajes mal intencionados y faltos de respeto serán eliminados.